ESPERA

13438783_368531223271110_8499619231782483347_n.jpg

ESPERA

Espera, no tengas prisa.
Permite que las cosas sucedan,
que los sentimientos sean.
Deja que tu sueño cueza a fuego lento,
dale forma con tu mente,
constrúyelo con tu ilusión
y deja que la vida te lo devuelva en el momento perfecto.

Espera, no tengas prisa.
No pierdas el foco, mantente, no te salgas del camino que trazaste y si sientes que ahora no puedes, espera.

Espera, no tengas prisa.
No pienses por él,
no te adelantes a sus necesidades,
permanece cerca, acompáñale y
espera. Deja que dé sus propios pasos y que crezca.

Espera, no tengas prisa.
Observa, verás que todo va y que todo viene...
así es el fluir de la vida.

Espera, no tengas prisa.
Deja que te quiera y mientras,
aprende y ríe con ella.

Espera, no tengas prisa.
Alimenta tus emociones y siente, pero no te adelantes,
no quieras llegar antes.

Espera, no tengas prisa.
Aunque tu ruido, tu impaciencia y tu miedo te hablen,
espera, espera.

Espera, no tengas prisa.
En ese pensamiento que te acelera se va la plenitud de vivir tu momento presente.

Observa, atiende, respira y vive en el presente. Permite la acción pasiva de un espera.

Almudena Migueláñez